Phone Support- 070018908



Матура по испански език - Май 2009 г. - текстове

Изтегли в pdf формат >>

ДЪРЖАВЕН ЗРЕЛОСТЕН ИЗПИТ ПО ИСПАНСКИ ЕЗИК

 

19 май 2009 г.

 

ВАРИАНТ 1

 

I. COMPRENSIÓN AUDITIVA

 

TEXTO No 1

 

Los alumnos van a oír dos veces el texto.

Antes de oír por primera vez el texto los alumnos leen atentamente las preguntas. (3 min.)

Durante la primera audición no pueden tomar notas ni responder a las preguntas.

Después de la primera audición pueden marcar la opción correcta en la Hoja de Respuestas. (8 min.)

Durante la segunda audición pueden corregir las respuestas, si es necesario.

Al final pueden revisar las respuestas. (3 min.)

 

El carnaval de Venecia

 

Es difícil hablar de los carnavales europeos sin pensar en el carnaval de Venecia. Venecia es una ciudad misteriosa y mágica. Es importante saber que ir al carnaval veneciano significa poder descubrirlo. El carnaval de Venecia tiene personalidad propia y magia propia.

Ya en el siglo XI hay datos de su existencia, pero él se declaró como fiesta pública en el siglo XV con el permiso del Papa. En aquel entonces al carnaval de Venecia iban aristócratas de diferentes lugares y muchos príncipes y nobles europeos que se divertían y disfrutaban de él. La nobleza se disfrazaba para salir y mezclarse en las calles con el pueblo. Desde entonces las máscaras son el elemento más importante del carnaval.

El carnaval de Venecia dura 10 días. Durante las noches, la gente baila en muchos salones y hace desfiles por la ciudad. Los trajes que se utilizan son característicos de principios del siglo XVIII. Antes abundaban las máscaras blancas con ropa de seda negra y sombreros de muchas puntas. Después del año 1979 se añadieron otros colores a los trajes, aunque las máscaras siguen siendo en su mayoría blancas, plateadas y doradas.

Ahora, muchos venecianos se sienten molestados por los turistas y durante el carnaval se van fuera de la ciudad, pero muchos otros se quedan y participan en la fiesta.

En el año 1797 Napoleón Bonaparte prohíbe los festejos, pero a partir del año 1979 el carnaval de nuevo se organiza de forma oficial.

 

TEXTO No 2

 

Los alumnos van a oír dos veces el texto.

Antes de oír por primera vez el texto los alumnos leen atentamente las preguntas. (3 min.)

Durante la primera audición no pueden tomar notas ni responder a las preguntas.

Después de la primera audición pueden marcar la opción correcta en la Hoja de Respuestas. (7 min.)

Durante la segunda audición pueden corregir las respuestas, si es necesario.

Al final pueden revisar las respuestas. (3 min.)

 

El cronista del monasterio

 

Entre los muchos tesoros que guarda el Monasterio de la Candelaria, destaca sin duda la colección de libros que se encuentra en su fantástica biblioteca, levantada hace cuatro siglos. Entre los cientos de libros valiosísimos que han sobrevivido al paso del tiempo, guarda también una fantástica colección de manuscritos, una de las mejores de América.

Los monjes de la Orden de San Agustín llegaron a Colombia hace cinco siglos. Muchos de ellos se instalaron a vivir en cuevas. Junto a algunas de éstas, se levantó el actual monasterio. Desde el mismo día en que empezó a construirse, se comenzaron a escribir sus memorias. Y así ha sido hasta nuestros días.

Hoy Hugo Fernando Morales, un monje joven, vestido con túnica oscura, respira el olor antiguo de tan admirables páginas. Cuatro siglos después, ha conseguido traducir del latín las memorias del monasterio, encerrado en esta magnífica biblioteca, buscando libros escondidos, papeles que el tiempo había cubierto de olvido.

Ahora, terminado tan duro trabajo, a Hugo Fernando se le ha ocurrido algo: que toda la historia del monasterio que él ha salvado debe servir para hacer una película. Sería, según él, la mejor forma de mostrar al mundo los tesoros que se guardan en La Candelaria. Los protagonistas no serán actores profesionales, sino monjes, lo que, claro está, disminuirá los gastos. La idea, como todas las propuestas innovadoras, ha recibido apoyos y críticas dentro y fuera del monasterio, pero el joven monje sigue adelante.